sábado, 22 de noviembre de 2014

El primer oficial William Murdoch

William Murdoch fue el oficial del Titanic a cargo del puente de mando cuando el supremo barco colisionó contra el iceberg la desastrosa noche del 14 de abril de 1912. Ordenó virar el barco a babor, de manera desesperada por evitar el choque contra la gigantesca masa de hielo que interrumpió el camino de majestuoso transatlántico y la de todos sus pasajeros para siempre. Pero el colosal buque viajaba a alta velocidad (22 nudos) y la distancia del bloque de hielo fue avistado demasiado cerca del barco, lo que hizo imposible esquivar la colisión e impactara con el iceberg por el lado de estribor.

Murdoch fue asignado para tomar el mando en la evacuación del barco aquella noche y durante toda la noche estuvo dedicado a llevar los botes de salvamento del lado de estribor.  Hubo gran controversia con respecto a los botes evacuados por el oficial Murdoch, ya que algunos dicen llenaba los botes salvavidas hasta la totalidad de su capacidad (60 pasajeros) mientras que los testimonios de otros supervivientes aseguran que Murdoch bajaba los botes de salvamento al agua con apenas 12 pasajeros.

Cuando comenzó la evacuación, fue el oficial William Murdoch quien aplicó la regla “mujeres y niños primero”. Posteriormente se estableció que Murdoch fue el único oficial a bordo del Titanic que dejó subir a bordo de los botes a algunos hombres.


Cuando todo comenzó a desplomarse y los pasajeros empezaban a perder los nervios con el agua rozándoles los talones (literal) Murdoch era incapaz de controlar al pasaje en el orden de subida de los botes de salvamento y tuvo que armarse de una pistola para implantar su autoridad.




  Después del hundimiento no se supo nada más acerca del primer oficial William Murdoch. Algunos miembros de la tripulación aseguran haberlo visto desatando el salvavidas plegable A cuando se hundió el puente. Otros afirmaban que Murdoch se había suicidado justo antes del momento final del Titanic. El segundo telegrafista, Harold Bride, dijo que lo vió intentando subir a un bote salvavidas y que murió en el agua y no por suicidio.


Como datos curioso, en la magnífica e impetuosa película Titanic (1997) de James Cameron, primer oficial Murdoch aceptaba el soborno de hombres millonarios deseosos de subir a bordo de un bote salvavidas y librarse así del hundimiento, es decir, se insinúa que William Murdoch era corrupto, de la misma manera en la película el oficial Murdoch se suicida pegándose un tiro en la cabeza en el borde de cubierta y cayendo por la borda en el lado de estribor. La familia de Murdoch denunció a James Cameron por incluir en la película este aspecto de la vida del primer oficial y este tuvo que pagar una indemnización a la familia del primer oficial William Murdoch.