miércoles, 12 de noviembre de 2014

Ésta sí fue la auténtica historia de amor a bordo del Titanic

La conmovedora historia de los Straus, un matrimonio perteneciente a la más alta sociedad de la época, es una de las más enorgullecedoras historias que he leído, alrededor del Titanic, hasta hoy.

El matrimonio Straus estaba compuesto por Isidor Straus, un gran empresario alemán (nacionalizado estadounidense), congresista y co-propietario de las grandes tiendas RH Macy & Co. de Nueva York y su esposa Rosalie Ida.

Ambos viajaban a bordo del Titanic, durante su primera y única travesía, desde Southampton a Nueva York, ocupando uno de los camarotes de primera clase, y en él se encontraban cuando un miembro de la tripulación entró, inesperadamente en la habitación, sugiriéndoles que se pusieran los chalecos salvavidas y fueran a la cubierta B para subir a bordo de un bote de salvamento cuanto antes.

El matrimonio obedeció y cuando llegaron a cubierta, donde se le indico que subieran al bote de salvamento nº 8, pero el Sr. Straus se negó a subir, a pesar de la insistencia de todos los presentes debido a su avanzada edad, pero no lo hizo, dado que solo estaban embarcando mujeres y niños en los botes y él no estaba dispuesto a ser el único o el privilegiado.
Justo antes de arriar el bote, la Sra. Straus ordenó detener la maniobra para quedarse a bordo del Titanic, junto a su esposo, el cual intentó convencerla para que salvara su vida y permaneciera en el bote. Pero ella, ante la asombrosa mirada de todos los que allí se encontraban, le dijo: "Hemos vivido juntos muchos años, y donde quiera que vayas, iré yo".



La doncella de la Sra. Straus, Ellen Bird, permaneció en el bote y salvó su vida, gracias a ella hoy conocemos la historia del matrimonio Straus con más exactitud.
Algunos testigos afirman haberlos visto dirigirse hacia su camarote, para morir juntos y a solas. Solo fue encontrado el cuerpo del Sr. Straus y sus restos descansan en paz en el cementerio de Woodlawn en Bronx.





Observamos interpretaciones en la película de James Cameron, Titanic. Por ejemplo, en la escena en la que Rose salta del bote de salvamento a la cubierta para permanecer en el barco con Jack.



En la película hay otra escena en la que los Straus aparecen, son los dos ancianos que mueren abrazados en su cama mientras el agua les pasa por debajo de ésta.