domingo, 14 de diciembre de 2014

¿Una réplica del Titanic? Sí, el Titanic II en construcción

Clive Palmer, multimillonario australiano que realizará el
proyecto Titanic II
En abril de 2012 y coincidiendo con el 100 aniversario del hundimiento del transatántico más famoso de todos los tiempos, el Titanic, el multimillonario australiano Clive Palmer anunció que iba a realizar una réplica del gran buque de los sueños, la cual será la insignia de su compañía Blue Star Line. Estaba previsto que el Titanic II esté listo para realizar su viaje inaugural, al igual que el Titanic original, desde Southampton a Nueva York, en 2016 pero debido a contratiempos inesperados se estima su finalización para 2018.

Clive Palmer comunicó en abril de 2012 que el proyecto se iniciaría en China, en el astillero estatal CSC Jinling. En junio del mismo año Palmer anunciaba que el diseño del buque estaría a cargo de la compañía finlandesa Deltamarin. La compañía Blue Star Line comunicó en octubre la colaboración en el proyecto de dos grandes historiadores y conocedores del barco, ya que ambos habían trabajado conjuntamente en dos ocasiones anteriores, durante el desarrollo de dos libros ilustrados sobre la historia del Titanic.


A Steve Hall se le adjudicó el diseño del barco y el experto en interiores del Titanic, Daniel Klistorner fue nombrado Consultor de Diseño de Interiores y ambos mostraron en Nueva York la presentación técnica del diseño.

Clive Palmer, además, informó en el mismo mes de octubre que había sido creada una junta asesora con la intención de crear "sugerencias y recomendaciones" a la compañía para garantizar la seguridad del barco. Asímismo, se pretende que tanto la tripulación como los pasajeros rindan homenaje con respecto al Titanic. Helen Bezinger (bisnieta de Margaret Brown) y Terry Ismay (sobrino nieto de Bruce Ismay, propietario de la White Star Line y, por tanto, del Titanic) serán miembros de la junta, ambos conocen de primera mano la historia del Titanic, ya que los dos son familiares directos de dos supervivientes de la tragedia.

Por supuesto, el Titanic II contará con algunas modificaciones para adaptarse a la ley marítima vigente, aunque Clive Palmer asegura que ninguno de los cambios serán visibles, ya que se realizarán por debajo de la línea de flotación. Entre las diferencias más destacadas están: el casco será soldado, no remachado, contará con una manga más ancha para mayor estabilidad, más escaleras de emergencias, sistema de propulsión diesel-eléctrico, estabilizadores que reducirán el balanceo, etc...

En marzo de 2014, Palmer anunció que el astillero chino había perdido el interés por el proyecto y que era probable que no siguiera adelante. Blue Star Line y Deltamarin acordaron con la compañía china AVIC promover el proyecto para intentar obtener patrocinadores. Se informó, finalmente, que el desarrollo del plan maestro del proyecto seguía adelante.


Clive Palmer